Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Por qué (hagas lo que hagas) tus ahorros están permanentemente en riesgo

Es la pregunta que nos hacemos todos: ¿dónde pongo mis ahorros? ¿Dónde estarán seguros? Unos prefieren el banco, porque les da seguridad. Otros, su casa, en un altillo, escondido en una caja de zapatos, y otros prefieren invertirlo en inmuebles. Pues bien, lo pongamos donde lo pongamos, no hay nada seguro. No existe ‘riesgo cero’ para los ahorros. ¿Por qué?

Cuentas y depósitos bancarios. Un cliente del Banco Madrid, intervenido por el Banco de España, preguntaba en la sección de dudas de un diario, si podría recuperar sus ahorros: “Si usted tiene más de 100.000 euros, es muy difícil que recupere más de esa cantidad”. El Estado sólo garantiza los primeros 100.000 euros por persona en caso de quiebra bancaria.

Cajas de seguridad. Muchos piensan: “Quizá el banco quiebre, pero si tengo el dinero en una caja de seguridad, podré salvarlo aunque se hunda”. Error. Cuando los ladrones, entran a robar en los bancos, tienen preferencias por las cajas de seguridad. ¿Es que no lo han visto en las películas?

Casa. Mucha gente tiene dinero escondido en su casa. Unos en cajas de zapatos en zonas que piensan que nadie encontrará. Otros en cajas fuertes. Pues bien. Los ladrones entran en las casas y se conocen todos los trucos para encontrar el dinero, ya sea en cajas de zapatos o cajas fuertes. Peor aún: si es dinero negro, la policía lo requisa, en caso de que la persona sea objeto de una investigación judicial. Y por último, si la casa sufre un siniestro como un incendio, perderemos el dinero guardado en esos sitios que pensábamos que eran seguros.

Inmuebles. Fue el gran negocio de la década pasada hasta 2008. Muchos españoles compraban inmuebles como una forma de inversión o para especular. Pensaban que el ladrillo era lo más seguro. Entre 2005 y 2008 se pactaron la mayor parte de las hipotecas. Pues bien: todavía están lamiendo sus heridas porque el precio de sus inmuebles cayó, y todavía se está recuperando. Las crisis inmobiliarias son cíclicas y nadie (o casi nadie) las ve venir.

Letras o bonos del estado. La lista de países que han quebrado es larga y España está entre ellos, aunque no recientemente. Los que compraron deuda argentina hasta finales del siglo XX lo están lamentando aún. El país suspendió pagos a lo grande, y su papel se vendía casi al peso. Muchos tenedores de deuda argentina vendieron sus letras y bonos a fondos buitres con un descuento brutal. Hoy esos fondos buitres han cobrado una parte de la deuda argentina, después de 15 años de espera.

Loading...

Acciones. Para qué hablar de uno de los mayores riesgos monetarios: la Bolsa. Se puede ganar mucho en poco tiempo, y también perder mucho. Ni siquiera Warren Buffett, uno de los inversores más ricos del mundo y más sagaces, tiene la varita mágica. El año pasado, la rentabilidad de su grupo fue del 6%. Buffett ha reconocido muchas veces en su Carta al Accionista que se ha equivocado de inversiones. Desde un tsunami en Asia, hasta una tecnología imprevista todo puede cambiar la visión de una inversión. Valga como ejemplo el petróleo: ¿quién iba a pensar que las compañías petroleras iban a perder tanto dinero por la caída del crudo?

Divisas. Mucha gente se endeudó en divisas para pagar sus hipotecas. Por ejemplo, en yenes. Si el yen se desplomaba, eso significaba que nuestra deuda sería menor al cambio en euros. Ha pasado lo contrario y ahora las personas que se endeudaron en yenes lo están lamentando. Sus cuotas hipotecarias son inmensas porque el yen se fortaleció, y necesitaban más euros para pagar sus cuotas. Afortunadamente, en los dos últimos años el yen ha vuelto a debilitarse.

Oro. Lo llaman la inversión refugio porque todo el mundo piensa que siempre va a subir. Error. Las oscilaciones de los metales preciosos se pueden ver contemplando cualquier gráfico histórico. El oro suele subir cuando hay una gran inestabilidad mundial, pero no es un comportamiento metódico. El precio más alto de la onza ha sido 1812 dólares la onza. Fue en septiembre de 2011 y desde entonces no ha cesado de caer.

Entonces, ¿qué es lo más seguro? Hacer un cálculo del riesgo. Ni todos los países quiebran al mismo tiempo, ni todos los bancos se hunden, ni todos los inmuebles se aprecian o deprecian igual. Lo que recomiendan los expertos es no poner todas nuestras inversiones en la misma cesta. Para minimizar el riesgo, hay que diversificar, poner los ‘huevos’ en diferentes cestas: bancos, letras, inmuebles, divisas, oro y acciones.

De todos modos, la mayor parte de los españoles tiene un ahorro modesto en sus bancos. Como ese ahorro es inferior a 100.000 euros, el Fondo de Garantía lo cubre enteramente. Pueden descansar tranquilos. Por ahora…

msn

Loading...
Close
Contador de visitas y estadísticas
contador visitas blogger