Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

¿PIEDRAS DE RIÑÓN Y CÓMO PREVENIRLAS?

Los cálculos renales son algo que jamás quisiéramos experimentar en nuestras vidas, y son algo que se está volviendo cada vez más común. A la edad de los 70 años, aproximadamente el 11% de los hombres estadounidenses habrá tenido un cálculo renal. Mientras que los síntomas de incidencia en cálculos renales en los Estados Unidos aumentó casi en un 35% entre 1980 y 1994. (El incremento es paralelo al aumento de la obesidad). Los cálculos renales son extraordinariamente dolorosos. Así que es probable que a la mayoría de las personas les interés como prevenirlos. Esto es lo que necesitan saber.

¿QUÉ SON LOS CÁLCULOS RENALES?

Nuestros riñones mantienen nuestra sangre limpia mediante la eliminación de productos de desecho a través de la orina. Cuando hay exceso de residuos o el volumen de líquido no es suficiente, la orina se vuelve sobresaturada y se pueden formar piedras. Los cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf. (Ouch.) Los cálculos pueden pasar un buen rato en los riñones durante años sin obstruir ningún tubo. Pero cuando una piedra obstruye el uréter, es cuando comienza a doler. El túnel de la vejiga es donde la mayoría de las piedras se aloja. Dado que dichas piedras pueden tener bordes afilados, pueden herir los riñones y presentarse sangre en la orina. Así que si ves sangre al orinar, deberías ir al médico inmediatamente. Los doctores piensan que a las personas a las que se les forman las piedras de cálculos, carecen de sustancias químicas específicas en la orina para prevenirlos. Otros factores como  la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2 y la obesidad, también pueden aumentar el riesgo.

Afortunadamente ese riesgo se puede ver disminuido con algunos consejos:

Loading...

DEBES BEBER MUCHA AGUA: Beber la cantidad suficiente de agua diaria es vital para la prevención de cálculos. Sin suficiente agua, la orina se vuelve más concentrada, y puede conducir a la formación de piedras. Por otro lado, los jugos de fruta azucarados y bebidas de cola parecen aumentar el riesgo de formación de cálculos. Así que no dejes de consumir agua y vegetales ricos en esta (como los pepinos y sandía). Consume un mínimo de 2 litros de líquido por día; y mucho más si te encuentras  haciendo ejercicio o sudando por otro tipo de actividad.

BALANCEA TUS PROTEÍNAS CON FRUTAS Y VEGETALES: Estudios sugieren que las personas que comen una dieta basada en vegetales tienden a tener una menor incidencia de cálculos renales (alrededor de un tercio de la tasa). Una razón puede ser que la proteína animal hace que la orina sea más ácida, lo que puede contribuir a la formación de piedras. Ten en cuenta que no tienes que comer menos carnes para evitar los cálculos. Más bien, equilibrar la acidez comiendo muchas frutas y verduras.

CONSUME EL CALCIO MODERADAMENTE: Las altas cantidades de calcio en la orina pueden aumentar las posibilidades de cálculos renales en algunas personas. (El calcio es el mineral más abundante en las piedras de riñón) .Pero una dieta baja en calcio puede ser peligrosa también. El calcio puede ayudar a limpiar los desechos antes de que sean absorbidos y viajar a los riñones. Y la falta de calcio puede conducir realmente a la acumulación de calcio en la orina. Por eso debes buscar fuentes de alimentos enteros de calcio, si prefieres algo más moderado.

REDUCE EL CONSUMO DE SODIO: ya que estos pueden aumentar el riesgo de cálculos renales. En la típica dieta estadounidense, la mayoría de sodio proviene de alimentos procesados. Puedes limitar el consumo de sodio sustancialmente, simplemente por el cambio a los alimentos enteros, sin procesar. Eso por sí solo puede disminuir en gran medida la cantidad de oxalato y calcio en la orina y por lo tanto reducir el riesgo de piedras.

Loading...
Close
Contador de visitas y estadísticas
contador visitas blogger