Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Hábitos que adelgazan aunque no hagas dieta

Funcionan! Quizá no lo parezca, por su sencillez y por el hecho de que tienen más que ver con el sentido común que con otra cosa, pero lo cierto es que si sigues a rajatabla estos trucos, notarás que, como mínimo, no aumentas de peso.

1. Come en platos pequeños. Pequeños como de poste. Si te sirves la comida en un plato pequeño comerás menos. Aunque puedas levantarte a servirte otra vez, al parecer no lo harás porque el cerebro percibe que la cantidad de comida que hay en el plato es suficiente y mandará antes la señal de saciedad. Funciona como una ilusión óptica llamada La ilusión de Delboeuf.

Otros estudios han demostrado que normalmente no nos gusta comer en un plato relleno ni en uno muy vacío, sino en uno que esté lleno al 70%. Eso quiere decir que el 70% de un plato grande puede ser demasiado.

2. Vigila las proporciones. Divide el plato (pequeño, no lo olvides) en cuatro partes. Dos cuartas partes llénalas con verduras, vegetales y frutas. La otra cuarta parte es par alas proteínas (carne, pollo, pescado, alubias, huevos, etc. ). La última cuarta parte del plato resérvala para los granos y semillas (arroz integral, frutos secos). Por supuesto hay guisos, sopas o recetas de pasta que pueden combinar todos estos elementos, pero la idea es mantener en mente esa proporción.

Loading...

3. Elige siempre comida con color. Verduras de colores diferentes suponen variedad de fitonutrientes. Mientras más mezcla de colores haya en tu plato más sana será tu dieta, y más fibra tendrá. Pon un mínimo de tres colores en tu plato cada día.

4. Elimina el picoteo poco sano. Esta es una regla de oro y una de las más duras de cumplir. La mejor recomendación es no dejarse arrastrar a la nevera. Cuando tengas ganas de picar algo puedes hacer otras cosas, por ejemplo, salir a dar un pequeño paseo de diez minutos, o tomar un vaso de agua, también puedes distraerte llamando a un amigo o revisando Facebook.

5. Sé consciente de lo que comes. Este truco tiene dos vertientes. La practica consiste en comer con bocados pequeños y masticar lentamente los alimentos. Poner los cubiertos en la mesa mientras masticas. Alarga la comida. Si estás picando o merendando algo, sírvete la porción que vas a comer y no te lleves la caja a la mesa. Siéntate s disfrutarlo como si fuera otra comida.

La parte mental consiste en prepararse para prestar atención a lo que vamos a comer. Sin televisión, ordenadores o teléfonos que te distraigan. Si puedes comer en compañía, mucho mejor. Sé consciente de cada bocado. El sentimiento de saciedad será más obvio que si comes mucha comida a lo loco y sin prestar mucha atención.

Loading...
Close
Contador de visitas y estadísticas
contador visitas blogger